Algunas veces pasamos por enfermedades que afectan diversas partes del cuerpo generando infecciones. En este post vamos hablar acerca del Metronidazol, un medicamento que elimina todo tipo de bacterias y microorganismo de otro tipo que provocan infecciones en dicha zona, o también en el aparato digestivo, piel, vagina y en otras partes del cuerpo.

Metronidazol: ¿Para qué sirve? ¿Cuál es la dosis necesaria?

Presentación

Después de saber a dónde va dirigido el metronidazol, te contamos que éste llega envasado en forma de tabletas que se administran vía oral. También existen presentaciones en gel para tratar enfermedades dermatológicas como por ejemplo el acné rosácea.

Posología

Por lo generar se suele tomar dos o tres veces al día, por un periodo de 5 a 10 días (en algunos casos, más). Recuerda que si has sido recetado debes seguir cuidadosamente las instrucciones del doctor y de la etiqueta que lleva el medicamento, consulta a tu doctor o farmacéutico sobre cualquier duda que tengas. No sobrepases la dosis indicada ni excedas el tiempo prescrito por el doctor.

Contraindicaciones y Efectos Secundarios

Antes de comenzar a tomar matronidazol, debes decirle al médico si eres o no alérgico a esta medicina o a otros medicamentos. Así como también si tuviste trastornos sanguíneos, problemas al riñón o al hígado o la enfermedad de Crohn.

Las mujeres embarazadas o quienes tengan planes de quedar embarazadas mientras están tomando este medicamento también deben de informar acerca de su estado. Cuida mucho estos detalles y ten en cuenta que el Metronidazol es un medicamento que hace que la piel se torne más sensible a la luz solar; por esta razón debes usar ropa que cubra tu piel, gafas de sol y filtro solar mientras dure el tratamiento.

En síntesis este resulta un antibiótico ideal para el tratamiento de los males ocasionados por los protozoarios y bacterias anaeróbicas.