Si hablamos de drogas, en un sentido específico, todas alteran de alguna manera el sistema nervioso, afectando la percepción, estado de ánimo, concentración y comportamiento. Se sabe que el consumo desmedido puede generar dependencia como es el caso de los somníferos o antidepresivos. En este post resolveremos algunas de las dudas más comunes en torno a las drogas legales.

Drogas Legales: Drogas aceptadas legal y socialmente

Es seguro que podemos llegar a convertirnos en toxicómanos si no empleamos de manera adecuada los medicamentos recetados por el médico o también si alteramos el propósito para los que fueron elaborados.

Todo tipo de medicamento para contrarrestar algún tipo de enfermedad puede causar síntomas de dependencia. En todo caso siempre será bueno consultar con el doctor cualquier duda sobre la droga recetada.

Las conocidas anfetaminas que se ingieren para adelgazar también son un tipo de droga legal que puede generar drogodependencia. Este tipo de droga legal no debe usarse en regímenes para adelgazar, a no ser que sean recetadas por el médico y con un estricto seguimiento.

Drogas Legales: Drogas aceptadas legal y socialmente

Pero ¿Por qué sucede este tipo de dependencia a una droga que es legal y aparentemente alivia nuestros problemas de salud? Lo que sucede es que al consumir una droga con regularidad, nuestro sistema se acostumbra a la sustancia de tal manera que para obtener el mismo efecto (que nuestro cuerpo asimiló) se requiere incrementar paulatinamente la dosis de tal sustancia.

La dependencia a las drogas legales como somníferos, relajantes y antidepresivos se entiende por la necesidad física o psíquica del paciente hacia consumir la sustancia muchas veces y de forma imperiosa y violenta.

Las drogas legales más comunes dependen de la cultura. Las más habituales son las legalizadas como el alcohol y el tabaco. Pero en otra parte del mundo éstas que acabamos de mencionar están prohibidas y por el contrario son más permisivas drogas derivadas del cannabis (Hachís y Marihuana).