Los refranes forman parte de nuestra cultura y si bien la mayoría nos hacen crear consciencia ante cada situación de la vida. También los hay aquellos que sirven para pensar y echarnos a reír para relajarnos un poco después de tantos golpes que la vida nos puede dar. En este post vamos a conocer una serie de refranes graciosos que van alegrarnos el día.

Refranes Chistosos: Frases Graciosas para Reír

Comenzamos con “¿Para qué tomar y manejar? Si puedes fumar y volar”. Este refrán hace alusión de manera sarcástica a los efectos de la marihuana en las personas que suele consumirla con esa sensación de estar por “los aires”.

Continuando con esta línea el siguiente refrán nos dice: “Amor de lejos, felices los cuatro” que se refiere a la infidelidad que puede rondar cuando hay distancia en una pareja que no se tiene confianza ni se respeta. Una manera deportiva de tomar este tipo de situaciones.

Antes que morir, prefiero la muerte”. Aquí se hace una broma ambigua, de doble sentido, puesto que es ilógico expresar ese deseo. Una manera irónica de escapar ante una situación crucial.

Refranes Chistosos: Frases Graciosas para Reír

Otro refrán enredado es: “Si antes era indeciso…ahora, no sé” que sigue la misma línea de jugar con el doble sentido. Evidentemente quien pronuncie este refrán denota una indecisión perenne.

Otra forma ingeniosa de hacer refranes chistosos es alterando un poco a los ya conocidos y volviéndolos risibles; como es el caso de: “Cuando el río suena…es porque se ahogó una orquesta” que difiere del original “Cuando el río suena es porque piedras trae”.

Si queremos molestar a un amigo podemos decir “Cara de espanto, trasero de encanto” como una manera de resaltar que los mayores atributos que posee, provienen del aspecto físico no facial.

Por último tenemos: “Del que tiene dinero suenan bien hasta los gases”. Un refrán con un toque convenido, aludiendo a que todo es soportable en la persona que tiene gran poder adquisitivo.