Cuando estamos en la dulce espera vivimos la etapa más bonita para toda mujer, la cual representa tener en cuenta una serie de cuidados más rigurosos no solo por el bien del bebé, sino por nosotras mismas. En este post hablaremos sobre el ombligo de embarazada, ya que por lo general suele hablarse del cuidado del ombligo de nuestro bebe, pero hoy nos toca a nosotras. Así que pon mucha atención.

El Ombligo durante el Embarazo

Es evidente que el ombligo al igual que otras partes del cuerpo de la mujer durante el embarazo sufre algunos cambios. Es común observar un ombligo abultado o salido, pues se considera una característica que toda gestante lleva consigo hasta el final del tiempo de espera. De esta manera el ombligo llega a tensarse y termina saliendo hacia fuera.

Sin embargo también puede verse aplanado, abultado, sobresalido o incluso nos da la impresión de haberse volteado. Todos estos rasgos son normales, pero algunas veces se toman por antiestéticos y se olvidan de la función importante que cumple el ombligo como cordón que administra sangre, oxígeno y nutrientes al ser que se desarrolla al interior del útero.

El Ombligo durante el EmbarazoEs así que no debemos preocuparnos, pues que el ombligo salga antes o después no tiene nada que ver, es una marca común del embarazo de la misma manera que lo es la línea alba en las mujeres que tienen tejidos flácidos. Aunque también existen casos donde el ombligo pasa desapercibido.

Para tranquilidad de muchas, cuando termina el parto y el cordón umbilical ya cumplió su función al igual que el útero, éste retoma su tamaño y vuelve a su posición y aspecto original.

Debemos tener cuidado cuando a veces puede producirse una hernia umbilical en la gestante, producto de un sobreagotamiento en los músculos abdominales. Reconocemos esto cuando vemos un bulto blando o masa en el abdomen, sentimos dolor localizado o sensibilidad en la zona. Estos síntomas están acompañados de vómitos, indigestión, estreñimientos y trastornos en el sistema gastrointestinal. Para solucionar este problema debemos acudir inmediatamente al médico.