El tofu es considerada “la carne” de la comida vegetariana, pues está elaborado de soja que es rica en proteínas lo que lo convierte en el reemplazo perfecto de este ingrediente.

Tofu: Proteína Vegetal derivada de la Soja

El tofu es originario del Sudeste Asiático y desde luego está presente en la cocina oriental que no solo se enfoca en la comida vegetariana. La elaboración del tofu se da a base de 100% semillas de soja; de modo qué, si no la apanamos con harina al momento de freír, tranquilamente sirve para dietas que no llevan gluten.

Esencialmente el tofu se elabora gracias a la semilla de soja, que forma una especie de requesón, el proceso con el cual es creado el tofu comienza tomando la semilla cruda que se lava, para luego dejar remojar por cuatro horas en agua calentada a 32°C. En caso de que se exceda de esta temperatura las semillas podrían comenzar a fermentarse, lo que impediría la elaboración del tofu.

Tofu: Proteína Vegetal derivada de la Soja

Después del tiempo estimado, lo que se hace es retirar las semillas para escurrirlas y molerlas con la ayuda de un molino de piedra. Terminado este paso se añade más agua y aceite. El aceite hará que no se forme espuma cuando se junte la semilla molida y el agua. El resultado de este proceso nos dará una especie de puré.

A continuación se cuece la pasta por media hora a una temperatura de 104°C hasta ver que la leche de soja se separe de las demás sustancias grasas. Por último para obtener el tofu se sigue calentando la leche por más tiempo hasta que se agrega el cuajo (del mismo modo que se hace con la leche de vaca cuando pretendemos hacer queso). Después vertemos el calentado en moldes con tela y prensamos para luego dejarlos reposar un tiempo y sacamos del molde y listo.