El cuerpo humano está dotado de muchas funciones que mantienen un orden en nuestro organismo. Es así que encontramos partes de nuestra anatomía que juegan un rol importante para poder vivir bien, debido a ello es que hoy te hablaremos acerca de la glándula de Tiroides y la función que ésta cumple en nuestro cuerpo. Debemos comenzar sabiendo que este órgano recibe su nombre de la palabra griega “Thyreoeides” o “escudo”, gracias a su forma lobulada.

Tiroides: Glándula Neuroendocrina que regular el Metabolismo

La glándula tiroides es muy conocida debido a que regula el metabolismo de nuestro cuerpo, y al mismo tiempo es la productora de proteínas que regulan la sensibilidad del cuerpo a otras hormonas. La glándula de Tiroides se caracteriza por ser una cápsula fibrosa que cubre y envía tabiques interiormente, que le dan a la glándula el aspecto lobuloso a su parénquima.

En un principio se decía que la tiroides lubricaba la laringe, y que era una especie de reservorio de sangre para el cerebro y un órgano estético para mejorar la belleza del cuello femenino (en realidad se le atribuían muchas funciones imaginativas). En 1776 Albrecht Von Haller descubrió la tiroides como una glándula sin conducto.

Tiroides: Glándula Neuroendocrina que regular el Metabolismo

Sin embargo en un inicio la cirugía de la tiroides era un tanto complicada por lo que se hallaban altas tasas de mortalidad, es entonces que para el siglo XIX aparecen avances en anestesia y antisepsia, que permitieron operar en la tiroides con tasas de mortalidad reducidas.

Ahora bien encontramos diversas enfermedades producidas por esta glándula, como por ejemplo el Bocio, que se produce cuando se halla un agrandamiento de este órgano. También encontramos el Hipertiroidismo que se da cuando la glándula tiroides produce más hormona tiroidea de lo que su cuerpo necesita, o el hipotiroidismo que es cuando la tiroides produce menos hormonas de lo que el cuerpo necesita, y finalmente el cáncer de tiroides.