Es básico y fundamental que todo ciudadano en cualquier parte del mundo esté en la capacidad de poder brindar el servicio de primeros auxilios, pues nunca se sabe cuándo un lamentable hecho fortuito se puede presentar y tenga en sus manos la posibilidad de salvar una vida, actuando rápidamente. Una de las maniobras más conocidas en el mundo es la “Maniobra de Heimlich”, un procedimiento de primeros auxilios que sirve para desobstruir el conducto respiratorio que se bloquea con un trozo de alimento o por algún objeto.

Maniobra de Heimlich: ¿Cómo Desobstruir el Conducto Respiratorio?

Esta técnica es muy efectiva y puede salvar vidas en caso de una asfixia por atragantamiento. Hoy aprenderemos a realizar de manera correcta la maniobra que fue descubierta por el Doctor Henry Heimlich en 1974.

La obstrucción de la vía aérea es una de las causas comunes de muerte accidental por ello para comenzar a aplicar esta maniobra deberás poner de pie a la persona que se está ahogando y ubicarte detrás de ella.
Dile a la persona que sabes sobre esta maniobra y que intente cooperar. Ahora coloca tus brazos alrededor de la cintura de la persona que se está asfixiando. Luego haz un puño con una mano y coloca tu pulgar en dirección a la víctima, precisamente sobre su ombligo.

Maniobra de Heimlich: ¿Cómo Desobstruir el Conducto Respiratorio?

A continuación sujeta tu puño con la otra mano. Luego realiza cinco presiones empujando el abdomen hacia arriba. El punto es realizar cada presión lo más fuerte que se pueda para forzar la salida de un cuerpo extraño.

La presión que se realiza hace que el diafragma empuje el aire afuera de los pulmones generando una tos artificial. Ahora sujeta con firmeza la persona ya que podría caer al suelo si la maniobra no resulta como debía.

Por último se deberá repetir la maniobra las veces que sea necesario hasta lograr que el cuerpo extraño causante de la asfixia sea expulsado.