Cuando ya notamos que se acerca la temporada de verano estamos más propensos a querer preparar nuestro físico y ejercitarlo de la mejor manera para lucir un cuerpo bonito y llamativo. Uno de los músculos que más resaltan a primera vista son los pectorales y trabajarlos puede ser todo un reto, así que hoy te daremos unos consejos sobre cómo aumentar el tamaño de tus pectorales que van de la mano con una dieta balanceada y saludable.

¿Cómo Aumentar el Tamaño de los Pectorales?

Según algunos expertos, mientras más fuerza puedas desarrollar, más músculos podrás ganar. Así que es recomendable comenzar con una rutina de peso básico que valla aumentando gradualmente; en la medida que progresas aumenta la intensidad en cada ejercicio.

También es aconsejable el utilizar pesos con barras y mancuernas puede ser incluso más efectivos que las máquinas, pues fuerzan a balancear el peso con el cuerpo y son más seguros ya que no fuerzan en posiciones antinaturales como lo hacen las máquinas.

¿Cómo Aumentar el Tamaño de los Pectorales?

Por otro lado puedes hacer ejercicios compuestos en lugar de aislados. Los ejercicios aislados en los pectorales son mejor asimilados cuando se entrena a un alto nivel, al principio debes evitarlos.

En cuanto a la alimentación puedes añadir huevos fortificados ya que son una fuente importante y rica en proteínas y ácido graso omega-3 que permite recuperarse del daño causado por el constante ejercicio y ayuda a desarrollar el músculo. La vitamina E que poseen los huevos fortificados los convierten en 8 veces más efectivos que los huevos normales. Asimismo debes ingerir muchos carbohidratos simples y complejos antes de comenzar tu rutina de ejercicios. Gracias a estos carbohidratos el cuerpo gana energía y reemplaza el glucógeno quemado. A los carbohidratos complejos los encontramos en el arroz integral, la pasta de trigo, la quinua y la avena; mientras que a los simples los hallamos en manzanas, naranjas, uvas, mangos y miel.

No olvides consumir proteínas negras que puedes encontrar en alimentos como pavo y pollo. Estas proteínas son vitales para el desarrollo de los músculos (pectorales) y deben estar presentes en todas las comidas.