La hierbabuena, también conoida como yerbabuena o menta verde es una hierba aromática, una planta perteneciente a la familia de las Labiadas, la cual tiene una serie de propiedades medicinales. Normalmente se ingiere en forma de infusión. Para preparar la infusión, simplemente hierve agua y agrega la cantidad deseada de hierbabuena. Se pueden utilizar las hojas y tallos; entre más sea la proporción de hierba, más fuerte será la infusion.

Propiedades y Beneficios de la Hierbabuena

La hierbabuena tiene propiedades antiespasmódicas, es carminativo, antiséptico, analgésico, antiinflamatorio y estimulante. Debido a su ontenido de mentol, actúa directamente sobre los nervios que transmiten la sensación dolorosa, amortiguando así tal sensación. Adicionalmente a las propiedades del mentol, la hierbabuena también contiene gran cantidad de vitaminas y minerales.

La hierbabuena sirve para tratar problemas digestivos como los dolores de estómago, problemas de indigestion, gases intestinales, acidez, estreñimiento así como inflamaciones del hígado y vesicular. Asimismo, motiva la producción de la bilis.

Medicinalmente también ayuda a mejorar las afecciones respiratorios como la gripe.

Es también utilizada para tratamientos contra enfermedades articulares como el reumatismo.

Propiedades y Beneficios de la Hierbabuena

También se utiliza efetivamente para tratar mujeres embarazadas con síntomas de náuseas y mareos.

Otra propiedad de la hierba es que limita el nivel de testosterona en la sangre por sus propiedades antiandrogénicas.

La hierbabuena también es ideal para combatir la ansiedad y el estrés pues tiene propiedades estimulantes y sedantes. Reduce los estados de nerviosismo.

La hierbabuena además puede usarse para aromatizar ensaladas, sopas, carnes, y coctéles, debido a su frescura e intensidad.

En su uso tópico, el aceite con hierbabuena tiene acción relajante y actúa como antiirritante y analgésico con capacidad de reducir el dolor y de mejorar el flujo de la sangre al área afectada.

Al mezclar la infusión con aceite de oliva se obtiene un excelente ungüento que puede ser usado en compresas para curar las quemaduras y como calmante de calambres musculares, o como lubricante. Las compresas se elaboran con dos cucharadas de té de hierbabuena y dos de aceite de oliva. Mojar una gasa y aplicar sobre la zona dañada.