Adderall: Fármaco Psicoestimulante

Existen muchas formas de controlar la ansiedad y perder peso en el mundo de hoy. Algunas no tan saludables como otras; sin embargo hoy conoceremos más acerca de Adderall, un prodigioso fármaco que mezcla los estimulantes dextroanfetamina y anfetamina dentro de una cápsula de liberación prolongada que se ingiere solo por las mañanas.

El Adderall fue aprobado por La U.S Food and Drug Administration para su uso en casos de trastorno de hiperactividad con un gran déficit de atención. Lo que no quita que también se utilice para perder peso y en algunos casos de manera inescrupulosa.

Las principales características de Adderall, es que al ser un estimulante del sistema nervioso central produce efectos de paz sobre los pacientes. Los recientes estudios clínicos señalan que la pérdida de peso debido al Adderall es un efecto secundario que se basa en un 33 por ciento de pérdida de apetito en adultos. A pesar de que los farmacólogos no saben exactamente por qué el Adderall funciona para el TDAH, se piensa según DailyMed que las anfetaminas se teorizan para incrementar la liberación de neurotransmisores, neropinegrina y dopamina que van hacer un trabajo de recaptación / reabsorción de las células nerviosas.

Si bien es un medicamento certificado y legal, se debe tener precaución al momento de usar Adderall, ya que éste puede generar dependencia por su gran potencial y tendencia para el abuso. Quienes estén bajo este tratamiento no deben abusar de la droga al pensar en mejores resultados o si siente que ésta ha perdido su eficacia. Recuerda que es siempre recomendable seguir la evaluación periódica de su médico (solo él sabe la dosis que debe ingerir). Entre otros efectos secundarios podemos encontrar la pérdida de sueño, irritabilidad, hiperactividad y cambios de personalidad y comportamiento. En casos más extremos puede desatar ataque al corazón, accidente cerebrovascular o una lamentable muerte súbita.