Anosmia es el deterioro y pérdida del sentido del olfato y puede ser temporal o crónica. Se trata de un mal que afecta a un promedio de 2% de la población.

La pérdida del olfato puede ocurrir con afecciones que impiden que el aire llegue a los receptores olfativos situados en la parte alta de la nariz, o la pérdida o lesión de dichos receptores.

Anosmia: Deterioro y Pérdida del Sentido del Olfato

¿Cuáles son las causas que producen la anosmia? Envejecimiento, infecciones virales, alergias, descongestionantes nasales, pólipos y tumores nasales, problemas por exposición continua a productos químicos tóxicos, uso de medicamentos que cambian o disminuyen la capacidad para detector olores, adicción a las drogas, radioterapia, traqueostomía, causas congénitas, traumatismo craneoencefálico, trastornos endocrinos, enfermedad de Wernicke y deficiencias nutricionales.

Anosmia: Deterioro y Pérdida del Sentido del Olfato¿Cómo se detecta la anosmia? Los medicos realizan por lo general métodos de inhalación de olores de café, limón, bareta y canela.

Si se trata de una oclusión temporal, debido a un catarro o alergia, la deficiencia desaparecerá en breve, mas si después de una o dos semanas el problema persiste, es aconsejable visitar al doctor.

El tratamiento para la anosmia incluye el uso de glucocorticoides orales, seguido por el uso prolongado de spray nasales para reducir la inflamación de la mucosa en caso sea un problema temporal. También se recomienda el uso de la acupuntura como terapia alternativa. En algunos casos se puede optar por una cirugía para corregir obstrucciones si se tratan de pólipos.