Existen diversos ejercicios de abdominales eficaces para fortalecer el vientre y mantener un abdomen marcado.

En cuanto a la tipología de abdominales encontramos a:

Abdominales Convencionales o Estándar: Abdominales que pueden realizarse en el suelo, en máquinas, con cargas adicionales, con bandas, con fitball o con el peso corporal. Este trabajo se caracteriza por la realización de ejercicios que trabajar la parte más externa y estética del abdomen, aumentando la parte abdominal. Los abdominales convencionales son ejercicios de concentración en los que la fuerza y la tensión del ejercicio se concentra en los músculos que conforman la pared abdominal. En este tipo de ejercicios normalmente se aísla el músculo recto abdominal. Algunos ejercicios comunes estándar como los crunch o empujes para el abdominal superior; abdominales reversos, elevaciones, toque de tobillos, rodillas al pecho o pedaleadas para abdominales inferiores; y abdominales con torsión, cruces alternos o rotación de torso para oblicuos.

Tipos de Abdominales

Abdominales Hipopresivos: Abdominales que nacen de la rutina de Pilates, y los cuales buscan trabajar los músculos más internos de la pared abdominal. Con este tipo de abdominales podemos reducir el perímetro de la cintura y a perder grasa que se acumula en la pared abdominal, sin embargo no resultan eficaces para la hipertrofia.

Tipos de Abdominales

Abdominales Isométricos: Abdominales en los que se trabaja manteniendo con la tensión y contracción de la parte abdominal. Algunos ejercicios comunes en las planchas o planchas laterales.