La Rispieridona es un medicamento antipsicótico utilizado para la esquizofrenia, trastorno bipolar, conducta de agresividad, y otros episodios de manías. La risperidona contiene benzisoxazola y piperidina como parte de su estructura molecular. Este medicamento ayuda a controlar los síntomas, pero no cura la enfermedad.

Rispieridona: Antipsicótico para la Esquizofrenia

La Risperidona viene en forma de tabletas, solución y ampollas. Está disponible en comprimidos de 0,25, 0,5, 1, 2, 3 y 4 mg, y en ampollas de 25 mg; 37,5 mg o 50 mg y en gotas de 1 mg/ml.

La Risperidona suele tomarse una o dos veces al día. Es probable que el médico le recete al principio una dosis baja de Risperidona y luego la aumente en forma gradual para permitir que su cuerpo se acostumbre al medicamento.

Los efectos secundarios de la Risperidona son somnolencia, mareos, náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, acidez estomacal, boca seca, aumento de la producción de saliva, aumento del apetito, aumento de peso, dolor de estómago, ansiedad, agitación, intranquilidad, soñar más de lo acostumbrado, dificultad para dormirse, disminución del interés o la capacidad sexual, secreción de leche materna, problemas de la visión, dolor en los músculos o las articulaciones, sequedad o cambios de color en la piel y dificultad para orinar.

La Risperidona no debe ser utilizada por personas hipersensibles, con insuficiencia hepática, insuficiencia renal, mujeres embarazadas o en etapa de lactancia.

Las marcas comerciales de la Risperidona son Risperidal, Ridal, Rispolept, Dagotil, Belivon o Rispen.