Los besos franceses muy comunes en las películas y en la vida real, son una variante del beso en la boca, en el cual la lengua de uno o ambos participantes tocan los labios o la lengua del otro participante, un gesto eterno y pasional del romanticismo. Las lenguas están provistas de terminaciones nerviosas por lo cual resulta un beso muy placentero.

BBesos Franceses: Besos Romanticos y Pasionales con Lengua

Para dar un beso francés se deben tener los labios suaves y ligeramente húmedos. Si están agrietados o resecos, puedes arreglarlos rápidamente con crema labial, bebiendo agua, y humectar los labios presionándolos entre sí. También es recomendable masticar chicle o chupar una menta antes de besar.

El siguiente paso es acerarse lentamente a la otra persona inclinando la cabeza ligeramente hacia un lado como para que no choquen las narices. Además se deben cerrar los ojos antes de hacer contacto.

Besos Franceses: Besos Romanticos y Pasionales con Lengua

El tercer paso para dar un buen beso francés es mantener la boca relajada, fruncir un poco los labios y empujarlos ligeramente hacia adelante. Luego se abre un poco la boca manteniendo los labios los suficientemente separados como para que la lengua pueda deslizarse entre ellos. Sigue con movimientos lentos lo cual genera mucha sensualidad. Abre un poco más la boca para hacer contacto con la lengua. Se puede también rozar ligeramente la punta de la lengua sobre el labio inferior de la otra persona haciendo movimientos suaves. A medida que el beso francés va desarrollándose puedes explorar la lengua de tu pareja con movimientos ligeros, y variando la velocidad. Eso sí, no se trata de meter la lengua hasta la garganta, lo único que conseguirás será estropear el momento.