Las enfermedades infectocontagiosas son enfermedades de fácil y rápida transmisión, provocadas por agentes patógenos o microorganismos como bacterias, hongos y virus.

Las enfermedades infectocontagiosas se pueden propagar directamente desde el individuo infectado, a través de secreciones, la piel, membranas mucosas y transferencia de fluidos corporales.

El contagio puede ser directo o indirecto. La enfermedad se trasmite por contagio directo cuando se ha tocado a la persona o por hablar, toser y estornudar. El contagio es indirecto cuando se tocan objetos contaminados. Los alimentos y las partículas del polvo atmosférico también pueden ser portadores de gérmenes.

Las enfermedades infectocontagiosas se caracterizan por la aparición de síntomas como fiebre, malestar general y decaimiento.

Entre las principales enfermedades infectocontagiosas encontramos a:
• Amigdalitis Aguda
• Ántrax
• Cólera
Dengue
• Difteria
• Encefalitis Japonesa
• Enfermedad de Chagas
• Enfermedad del Sueño
• Erisipela
• Fiebre Amarilla
• Fiebre Hemorrágica del Ébola
• Fiebre Malta
• Fiebre Q
• Fiebre Tifoidea
Gripe
Hepatitis A
Hepatitis B
Hepatitis C
Herpes
• Legionelosis
Malaria
Meningitis
• Mononucleosis
• Neumonía
• Paperas
• Peste Porcina
• Poliomielitis
• Rabia
Resfriado Común
• Rubeola
Sarampión
• Sarna
• Tétanos
• Tifus
• Toxoplasmosis
• Tricuriasis
Tuberculosis
• Varicela
• Viruela