El tragus piercing es una perforación que se realiza en el trago, delante del conducto auditivo externo de la oreja. La perforación se realiza con una aguja fina, y se coloca una joyería pequeña. Este tipo de piercing no es doloroso debido a que tiene pocas terminaciones nerviosas, sin embargo es más difícil de cicatrizar que otros piercings. Lo más recomendable es esperar entre 12 y 18 semanas para cambiar la pieza y así evitar infecciones.

Tragus Piercing: Perforaciones en el Trago de la Oreja

Tragus Piercing: Perforaciones en el Trago de la Oreja

Tragus Piercing: Perforaciones en el Trago de la Oreja

Tragus Piercing: Perforaciones en el Trago de la Oreja