Los electrolitos son minerales presentes en la sangre y otros líquidos corporales que llevan una carga eléctrica. Las reacciones nerviosas del cuerpo y la función muscular dependen del intercambio correcto de los electrolitos dentro y fuera de las células.

Electrolitos: Minerales para la Funcion Muscular y Nerviosa

El valor normal de electrolitos debe ser de 4,5-5,5 mEq/L de calcio, 97-107 mEq/L de cloruro, 3,5-5,3 mEq/L de potasio, 1,5-2,5 mEq/L de magnesio y de sodio. Para saber los valores de los electrolitos en el cuerpo, se debe realizar un examen médico físico, y análisis de orina y sangre.

En el caso de los niveles bajos de electrolitos, se presentan algunos síntomas como latidos irregulares, confusión, cambios en la presión sanguínea, trastornos del sistema nervioso. En el caso de los niveles altos de electrolitos, se presentan síntomas como debilidad, espasmos musculares, entumecimiento, fatiga, latidos irregulares y cambios en la presión arterial.

Electrolitos: Minerales para la Funcion Muscular y Nerviosa

Las causas que producen un bajo nivel de electrolitos son la pérdida de fluidos corporales como vómitos, diarreas, sudoración y fiebres altas; dietas inadecuadas y falta de vitaminas en los alimentos; trastornos estomacales que provocan malabsorción de las vitaminas de los alimentos; trastornos hormonales; enfermedades renales; y medicamentos como quimioterapia, diuréticos, antibióticos y corticosteroides.

Si tienes un desequilibrio electrolítico menor, éste se puede corregir incluyendo en la dieta alimentos ricos en potasio, cloruro, magnesio, calcio y sodio como los productos lácteos, las verduras, los cereales, las carnes, las menestras y los mariscos. También se puede optar por el consumo de la sal rosada del Himalaya, la cual es alta en minerales y electrolitos. Además, si se realiza ejercicio físico, se deben reponer los electrolitos con alimentos ricos en minerales, agua, bebidas isotónicas rehidratantes.