El septum o septo es una pared que divide de un modo completo o incompleto una cavidad o estructura en otras más pequeñas. En el caso de la nariz, se trata del septo nasal, una pared cartilaginosa que separa las fosas nasales. Hoy en día son muy comunes los piercing de septum o de tabique, pero lo interesante es que no es un estilo actual sino que tiene siglos de antigüedad, y ha sido utilizado por varias culturas guerreras, se cree que desde la época de las cavernas. Por ejemplo, las mujeres bengalíes hacen uso del “nathori”, un piercing que indica que son casadas; al sur de Nepal, las perforaciones de tabique son comunes en mujeres; en los pobladores del sur de la India; en los pobladores de Bangladesh y en los pobladores nativos americanos.

Septum Piercing: Piercings en el Cartilago del Tabique

Lo más habitual es que el piercing de septum se haga en la parte delantera del pedazo de piel, lejos de la cara y cerca de la punta de la nariz. Cuando el piercing se realiza en este punto en específico, el dolor es mínimo y el tiempo de curación es entre un mes y tres meses.

Septum Piercing: Piercings en el Cartilago del Tabique

Los piercings de septum son sumamente fáciles de limpiar, en términos generales se recomienda limpiarlo con jabón antibacteriano durante dos veces por día. Si bien es cierto que las infecciones en esta zona no son demasiado frecuentes, si existen pueden ser sumamente serias, así que debes de tener cuidado. Otro aspecto a tener en cuenta para su cuidado, es produrar no fumar pues al hacerlo cierta cantidad de sustancias que se pegan a la superficie del piercing.

Hay muchos tipos de joyas que usan generalmente en una perforación del tabique incluyendo aros, barras circulares o pinzas.