Los leucocitos es otro nombre que se le suele otorgar a los glóbulos blancos, los cuales forman parte importante para el sistema inmunológico de nuestro cuerpo, el cual justamente se encarga de poder defendernos de cualquier amenaza externa que podría estar intentando poder entrar a tu organismo físico. Como es fácil poder llegar a imaginar en estos casos, el hecho de que los leucocitos bajen su nivel hace que nos encontremos frente a la posibilidad de poder ser víctima de una mayor cantidad de enfermedades.

El nivel de los leucocitos se considera bajo cuando comienza ha decrecer a menor cantidad de los 4.500, lo cual también suele suceder con el paso de los años y mientras más nos acercamos a la vejez. Un buen indicio para saber que estás sufriendo de una baja considerable de los leucocitos es la presencia de constantes mareos y dolores de cabeza, así como también haber sido víctima de algún desmayo. Si llega a suceder esto no queda más que recurrir al médico para ver si la baja de leucocitos tiene algo que ver al respecto para así poder apreciar cuales son las posibles salidas de este inconveniente.