Se conoce como divorcio a la finalidad de un matrimonio de manera legal, en donde ambas partes llegan a un acuerdo por el cual ante la ley y la sociedad vuelven a encontrarse como solteros. El divorcio nace como parte del Código Civil a inicios del siglo XIX, en Francia, pasando rápidamente a convertirse en parte fundamental en cualquier parte del mundo, ahora prácticamente toda nación del mundo permite bajo su ley poder separar parejas, siendo los únicos lugares donde esto no se permite el estado del Vaticano y las Filipinas.

Divorcio: Fin de un Matrimonio de Manera Legal

Son muchas las razones por las que una pareja puede terminar divorciando, siendo comúnmente una falla en la relación entre ambas personas lo que lo causa y termina afectándolos negativamente. Una de las causas más comunes es el haber realizado la unión matrimonial a poco tiempo de conocerse, lo cual hace que la pareja tenga un escaso conocimiento mutuo que no los prepare para enfrentarse a retos en conjunto, llegando así mucho más rápido a la decepción.

Divorcio: Fin de un Matrimonio de Manera Legal

También las diferencias grandes en el estilo de vida de ambas partes hace que la relación se vuelva poco beneficiosa, pudiendo esto hacer referencia a motivaciones, planes a futuro, diferencias sociales o económicas, entre otros casos. Por todo esto es necesario que la pareja se tome su tiempo antes de tomar planes de matrimonio además de imaginar sinceramente como es que sería un futuro juntos en pros y contras.