calentamiento

Previo a todo esfuerzo físico amplio es recomendable el tener que realizar algunos cuantos ejercicios sencillos de calentamiento corporal, esto debido a que si de repente nos exigimos movimientos fuertes es fácil que terminemos sufriendo de calambres o inclusive lesiones, siendo el cuerpo como una máquina que requiere calentar primero sus motores para pasar a funcionar de buen modo.

Los ejercicios de calentamiento son sumamente fáciles de realizar, no requiriendo de mayor esfuerzo físico de nuestra parte. Por ejemplo, un caso muy común es el de mover los pies como si estuviéramos trotando pero sin movernos del lugar donde nos encontramos. Esto hace que nuestras piernas pasen a ejercitarse y salgan del estado de carencia de movimiento en el que se encontraban previamente.

Para la cintura y tronco opta por pararte un poco con las piernas abiertas y mover el cuerpo hacia los laterales para poder estirarlo de a pocos, realiza esto de forma creciente, es decir sin exigir mucho a nuestro cuerpo en un inicio para luego pasar a mayor rigurosidad. Por otro lado, para el cuerpo entero, intenta cogerte la punta de los pies con los dedos, llevando todo el cuerpo hacia adelante.