Más comunes de lo que se podría imaginar cualquier persona, encontramos a las hernias como un problema de salud, el cual seguramente hemos podido escuchar por parte de algún familiar o conocido afectado. En sí no se puede hablar de un tipo específico de hernia, existiendo una variedad considerable de estas mismas que reciben su nombre dependiendo de la parte del cuerpo a la que afectan. Pero antes de pasar a conocerlas reconozcamos cual es la característica esencial de una hernia, siendo cuando una parte propia de un órgano interno se comienza a abultar a través de un área muscular en estado débil, lo cual puede llegar a causar dolor y dificultad de tránsito intestinal. Se suele presentar debido a debilidad, pudiendo ser el cargar objetos pesados una de sus causas, pudiendo afectar a gente de toda edad y sexo.

Hernias: Protrusion del Peritoneo Parietal en el Cuerpo

Mayormente las hernias se suelen presentar de tipo inguinal, es decir en la ingle, pero aparte de ello también podemos encontrar algunas clases más, por ejemplo la umbilical donde la región que rodea el ombligo es la afectada; la hiatal, en el diafragma y haciendo que la parte superior del estómago se mueva hacia el tórax; la incisional, para casos de presencia de una cicatriz; o el caso de la diafragmática congénita, considerado como un defecto de nacimiento que necesita de cirugía.