dermatitis

En temas de piel conozcamos para esta ocasión a la dermatitis, la cual es un tipo de inflamación cutánea debido a la exposición a alguna sustancia que sea irritante, ya sean estas de tipo tanto químicas o biológicas. El nivel de la irritación puede ser variable, dependiendo esto del tipo de piel que se trate, es decir tomando en cuenta que tan seca resulte, la pigmentación o cualquier otro factor como la edad, higiene, alergias o historial médico del afectado. Por estas razones se puede considerar a la dermatitis como un problema de piel más común a lo que se debería creer, teniendo que tener cuidado incluso de los raspones y heridas que se puedan producir ya que pueden terminar traduciéndose en una inflamación complicada. Lo mismo se podría decir del exceso de calor y frío.

El aseo personal se ha convertido en la principal herramienta de prevención en contra de la dermatitis, además de la más sencilla de poder realizar. Un buen jabón puede ser la solución a tus problemas y como complemento poder optar por una crema protectora no estaría nada mal. También evita el uso de prendas y accesorios con los que has podido notar que se te suele inflamar la piel, pudiendo ser uno de los causantes de que la dermatitis no cese.