Son muchas las maneras por las cuales una persona puede llegar a realizar ejercicios en zonas específicas de su anatomía pudiendo de esta manera poder adaptarse mejor a nuestra comodidad. Como uno de los casos que pueden representar a esta idea nos encontramos con los abdominales denominado como hipopresivos, los cuales llegan a requerir de un menor esfuerzo en comparación a lo que es los abdominales comunes y corrientes. Los abdominales hipopresivos nos ayudan a evitar daños al organismo, como bien podría ser dolores debido a la presión y evitando la posible presencia de incontinencia urinaria que suele aparecer cuando se realizan mal.

Ejercicios de Abdominales Hipopresivos

La persona interesada debe ponerse en rodillas con las manos sobre el suelo con los dedos viendo hacia dentro y la cabeza algo gacha (se llama a ello cuadrupedia). Las manos deben cargar mayor peso que las rodillas y para la realización del ejercicio requerimos de aspirar aire al mismo tiempo que se hunde el vientre y elevamos las costillas para hacer lo mismo con el diafragma. Se mantiene esta posición y de a pocos se va expulsando el aire mientras se sigue hundiendo cada vez más el abdomen. Al acabar esto se le considera como una repetición, siendo lo práctico que se realice por lo menos unas cuatro veces por día para luego ir por más de a pocos.