Es muy probable que más de una ocasión hallamos escuchado el término vientre de alquiler, también conocido como vientre sustituto, siendo una medida de apoyo a parejas que tengan problemas en poder concebir un hijo que con el paso del tiempo paso de ser reconocida como controversial a muy común, dándole alegría y una descendencia quienes comúnmente no podrían lograr esto mismo. En caso de haber escuchado de esto mismo pero no conocer bien cuales son las características primordiales del tema pasemos a conocer un poco más a continuación.

Vientre de Alquiler: Alternativa para Concebir Hijos

Los vientres de alquiler vienen a ser todos aquellos casos donde una mujer acepta quedar embarazada, siendo el bebé que saldrá de este proceso no criado por ella, siendo sus padres una pareja que por cualquier motivo no pueda concebir hijos. Hoy en día gracias a los avances de la ciencia se ha logrado hacer que a la mujer que dará su “vientre de alquiler” se le instalará el óvulo ya fertilizado de la mujer que busca ser madre, lo cual ayuda a que los genes resultantes del embrión sean lo más cercano a los quienes lo criarán durante su vida. Aparte también está la opción de la inseminación artificial, un método menos costoso y también muy utilizado alrededor de todo el mundo. Generalmente la mujer que da su vientre en alquiler suele realizar esta labor bajo la cobranza previa de una suma de dinero a tratar.