Existe una gran cantidad de ejercicios que pueden resultar prácticos para poder practicar en nuestra casa gracias a lo sencillo que pueden llegar a resultarnos, lo único que tal vez necesitemos al respecto es algunos elementos que nos sirvan de ayuda para su mejor realización. Aparte de ello recordemos que toda clase de ejercicio que pasemos a realizar debe ser constante o por lo menos de realización diaria para poder ver buenos resultados con el paso del tiempo. En esta ocasión nos centraremos en lo que viene a ser el Bench Press, el cual seguramente has apreciado en algún momento pese a no conocer su nombre exacto.

Bench Press: Ejercicio Clasico para Pectorales

El Bench Press, también conocido en español como presión para el pecho en banco plano, es en sí una de las rutinas más clásicas que se suelen practicar en los gimnasios de todo el mundo, siendo necesario para su ejecución el uso de una banca donde poder echarse de espalda que pueda ser inclinado o declinado y unas pesas que puedan ser reguladas en lo que concierne a su peso.

Se suele utilizar al Bench Press para poder lograr un entrenamiento para la zona de los músculos pectorales, siendo así que para mayores datos de especificación notamos que llegan a participar el pectoral mayor, pectoral menor, los tríceps, deltoides anterior, serratos y coracobraquial. Se recomienda su realización por lo mínimo unas tres veces a la semana para que el cuerpo pueda ir acostumbrándose a las exigencias que cada vez más le vamos ejerciendo.

Bench Press: Ejercicio Clasico para Pectorales

Ahora nos toca pasar a ver cual es el método por el cual llegamos a practicar este ejercicio. Lo primero que debemos hacer es tumbar nuestro cuerpo espalda abajo sobre el banco plano, la posición exacta debe ser con los glúteos también en contacto con el banco y los pies bien posicionados en el suelo, no valiendo tenerlos en el aire o una posición distinta. Respetando la posición mencionado debemos poner nuestras manos en posición más separada que los hombros para poder coger la barra con las palmas viendo hacia arriba, ya con esto hecho solo queda comenzar a bajar la barra a la altura del pecho para luego levantarla haciendo que los brazos lleguen a tener una posición recta vertical, repitiendo esto en sesiones que varíen según nuestra resistencia física o el peso que estemos soportando por parte de la barra. Lo bueno del Bench Press es que si se tiene los implementos mencionados uno puede practicarlos desde nuestro hogar.