Tips y Consejos para Combatir la Eyaculacion Precoz

La sexualidad puede estar llena de complicaciones en el camino, algo que podría ser gozoso puede llegar a convertirse en toda una pesadilla para muchas personas, veamos nomás como uno de los casos más especiales en los hombres a la tan temida eyaculación precoz, la imposibilidad de poder tener una gran duración dentro del acto sexual, algo que puede llegar a convertirse en algo realmente incómodo tanto para el hombre como para su pareja presente; pese a ello, esto suele afectar a buen número de hombres a nivel mundial, calculándose que un aproximado de 30% a 40% a llegado a sufrirlo.

Viéndolo desde el punto más técnico se considera a la eyaculación precoz como un trastorno de lo que es la fase del orgasmo durante la relación sexual, siendo el problema el hecho de presentarse ni bien se realiza la penetración o antes de esta misma. Para evitar la eyaculación precoz existen diversos ejercicios que se han ido estudiando a lo largo de los años, los cuales no están mal conocer.

Tips y Consejos para Combatir la Eyaculacion PrecozPara comenzar, la eyaculación precoz suele ser considerado como un problema relacionado a la ansiedad y los miedos que puede llegar a tener la persona, hay que hacerse la idea que uno debe quitarse todas estas ideas ante el acto sexual. Una forma muy sencilla de ir controlando el proceso eyaculatorio es a través de la masturbación, algo simple, cuando se esté a punto de llegar al orgasmo el sujeto debe detenerse, cuando la excitación disminuya se reinicia la masturbación. Con esto se logra un control gradual corporal. Así mismo se debe tener control de la respiración, en lugar de agitarse uno debe usar técnicas de relajación para poder disminuir el ritmo cardiaco, lo cual afecta a la eyaculación de manera directa.

También se puede intentar regular la salida del semen, para ello se debe intentar controlar mediante contracciones al músculo pubocoxígeo, el cual se encarga de la salida de toda clase de fluidos del pene. Una forma de lograr nuestro cometido aquí es mediante la interrupción del flujo común de la orina mediante las ya mencionadas contracciones. Esto no trae consigo ninguna clase de efecto colateral que ponga en peligro la salud del individuo, siendo propuesto en 1948 por Arnold Kegel, siendo por ello que lleva se le suele mencionar como el método Kegel. También se puede lograr estos ejercicios con la vejiga vacía, realizando contracciones de diez segundo unas cincuenta veces al día.