Para poder uno enterarse de la presencia del VIH en nuestro organismo hay que comenzar a presenciar diversos síntomas al respecto, habiendo justamente algunos que se pueden denominar como los primeros en aparecer. Mientras la infección al cuerpo comienza a ir siendo más notoria se puede notar que el individuo comienza a presentar una pérdida de peso notoria que no puede llegar a justificarse de manera natural, lo mismo ocurre con el apetito, el cual también se notará disminuido de manera notable. Así mismo, durante las seis primeras semanas se va a poder presenciar una gripe constante así como también por fiebre y dolor en diversas partes del cuerpo (cabeza, garganta, articulaciones). Muchas personas suelen tomar estos síntomas como algo ligero, pudiendo contagiar a otras durante el transcurso de estas seis semanas.

Sintomas del VIH: ¿Como saber si estas infectada(o)?

Luego, con el paso del tiempo, irán apareciendo otros síntomas como la constante presencia de diarrea, una tos mucho más consistente que genera problemas respiratorios, fatiga rápida, candidiasis (manchas pálidas en la boca), infección de los ganglios, etc.

Siendo todos los síntomas anteriores considerables como ‘comunes’ luego de esto el VIH llega el punto en el que el llega a pasar a ser considerado como SIDA, donde se puede notar mayor gravedad en síntomas.