Tips y Consejos para tu Primera Comunion

Como una de las más importantes celebraciones religiosas en la vida de toda persona católica se debe mencionar a la Primera Comunión, momento en el que todo fiel se encarga de recibir el sacramento de la Eucaristía, sucediendo esto generalmente durante la infancia, siendo un evento lleno de tradición. Para la preparación de una Primera Comunión podemos encontrar varios aspectos interesantes a tener que cuidar para su perfecta realización, veamos ello a continuación.

Para comenzar veamos los recuerdos de primera comunión, aquí podemos encontrar muy buenas alternativas como bien pueden ser tarjetas con la fecha y nombre del joven que recibe la eucaristía, también se puede realizar algo similar pero con cruces o figuras de ángeles. Bien se puede aprovechar este mismo uso de recursos estéticos para la realización de invitaciones, pequeñas pero lindas tarjetas indicando el lugar donde se realizará la Primera Comunión, ello con un decorado religioso o un lindo lazo.

Así mismo, un punto similar es el de las tortas, los familiares suelen comprar una de estas, las cuales en imagen suelen ser características por presentar una cubierta blanca como señal de pureza, algo muy propio de esta religión, aparte se suele notar un decorado especial con detalles como cruces u otras imágenes simbólicas para darle un acabado mucho más espiritual.

Tips y Consejos para tu Primera Comunion

Por otro lado, si se ha sido invitado a una Primera Comunión no está nada mal acudir con un regalo, los cuales pueden ser muy diversos ya que bien uno puede recurrir a un lindo crucifijo en algún material destacado, una medalla, un libro, álbum de fotografías, etc. Por otro lado también hay otras alternativas mucho más casuales como algo que sea del gusto propio del celebrado, aquí todo depende claramente de saber lo que este desea como si se tratara de un presente de cumpleaños o navidad.

Ahora veamos el caso de unas cuantas frases que bien pueden ser utilizadas con éxito en una Primera Comunión, por ejemplo “En este hermoso día en que Dios me une en Santa Comunión desearía junto a mis padres poder compartir mi alegría con ustedes”, la cual refleja el buen momento familiar que se está pasando en medio del ambiente religioso. Una frase buena de agradecimiento puede ser “Gracias por acercarnos más a Jesús y tener la oportunidad de ser tan buenos como él lo fue”, o también se puede recurrir por “Que este encuentro con Jesús sea para mí fuente de luz en el camino de mi vida”.

En cuanto a los vestidos para las niñas pueden ser sencillos y prácticos. Y podrían llevar el blanco o crema. Por otro lado, los niños usarían un traje formal, el tradicional o uno semejante al de un marinero. La ropa no debe perder la elegancia, así que es bueno controlar los detalles del vestido o el traje.

Las invitaciones deben tener una característica del niño, no deben mostrarse sofisticadas, porque es un evento para los más pequeños, y por tanto no debe ser tan serio. Recuerden que no es un matrimonio. No olviden que los “recuerdos” son objetos que se pueden dar al finalizar la fiesta, para todos los invitados, para que éstos tengan presente la fecha y al festejado.