El Síndrome de Tourette es un trastorno de tipo neurológico que recibe su nombre gracias al trabajo realizado por el neurólogo francés Georges Gilles de la Tourette, quien comenzó a juntar información acerca de la existencia de un trastorno peculiar, publicando un informe a finales del siglo XIX sobre el tema.

El síndrome de Tourette se caracteriza por el hecho de que las personas afectadas cuentan con reflejos físicos que no pueden llegar a ser controlados, lo cual puede ser duro para estas personas ya que no les permite tener una comunicación social común, además de existir una gravedad variante según cada persona afectada.

El Síndrome de Tourette es causado debido a una anormalidad cerebral entre la conexión de diversas áreas de este mismo órgano y los neurotransmisores que se encargan de transportar la información entre las células nerviosas. Aparte, el Síndrome de Tourette suele afectar a un mayor número de varones que a mujeres, siendo estas solo un aproximado del 20% de los casos existentes.