El shock séptico es un caso no común que afecta al cuerpo mediante una hipotensión que puede durar de dos horas a más gracias a la falta de oxígeno por culpa de una infección, pudiendo atacar una parte específica del cuerpo o todo este, también se caracteriza por presentar una baja en la presión arterial, pudiendo llegar a la muerte en un 50% de los casos que se presenten.

Los síntomas de un shock séptico son de lo más variados, yendo desde una simple fatiga y sensación de nauseas hasta falta de respiración, fiebre y ansiedad. Para ser más exactos en cuanto a los síntomas, dependiendo de la zona del cuerpo donde ataque el shock séptico estos van a variar, por ejemplo en la cabeza se sentirán jaquecas, alteración mental, dolores en garganta y oídos, etc. Igualmente, debido a que muchos de estos síntomas son comunes en muchos males, los médicos deben tener mucho cuidado en la realización de los chequeos que realizan para poder encontrar casos de shock sépticos.