Tortas Decoradas: Decoracion y Diseño de Pasteles

No existe nada más importante que celebrar en familia y con los seres queridos festividades especiales como cumpleaños, bautizos o bodas. Por ello, estas ocasiones son propicias para brindar la mejor atención y afecto a los invitados. Las tortas decoradas son el pretexto perfecto para demostrar el amor y la dedicación en fechas que difícilmente se repetirán.

Las Tortas Decoradas son el equilibrio perfecto entre el diseño artístico y la delicia de un postre. Lo ideal es conseguir tortas elaboradas totalmente a mano y sin ningún material de mercería, plástico ni objetos o decoraciones prefabricadas, para que toda la decoración sea comestible.

También son llamadas tortas de diseño ya que su elaboración es un arte y requiere todo un ejercicio de habilidades manuales y culinarias. Existen de diferentes tipos:

Tortas Decoradas: Decoracion y Diseño de PastelesTortas Infantiles donde se busca plasmar la fantasía de los personajes favoritos de los niños. Ya que los niños son muy detallistas, estas tortas no pueden dejar pasar ninguna pincelada de color y diseño para convertir a la torta en el centro de la celebración del cumpleaños del engreído del hogar.

Cuando la ocasión es una boda, las tortas decoradas son tan importantes como el vestido de la novia: deben encerrar en su diseño toda la emoción de este momento tan importante en la vida. Se pueden escoger tortas apiladas, escalonadas, con pliegues o flores. Lo ideal es que las tortas combinen con el diseño del vestido, del bouquet, la decoración del salón y, por qué no, la personalidad de los novios. Para dar una imagen de delicadeza y femineidad se utilizan flores, las cuales pueden ser hechas con pasta de goma o flores naturales.

Cuando se trata de Tortas de Primera Comunión y Tortas de Bautizo se debe tener un especial detalle con los símbolos del sacramento, los cuales pueden ser realizados completamente a mano, decorados con glaseados, polvos iridiscentes y metalizados totalmente comestibles.

Algunos consejos para mantener las tortas decoradas en su mejor estado son: al trabajarlas evitar humedecerlas demasiado ya que las pastas que se utilizan para cubrirlas se dañan dando un aspecto desprolijo al resultado. De igual forma, una vez terminada la decoración jamás ubicar la torta en un espacio con demasiada humedad ya que se perjudicaría el diseño.