Existen variedad de problemas, enfermedades, patologías y alteraciones de las uñas, las cuales pueden generar grietas y huecos en ellas. Las uñas revelan valiosas advertencias acerca de nuestra salud.

¿Por qué tengo Huecos, Hoyos y/o Agujeros en las Uñas?

Las patologías inflamatorias que afectan a la matriz de la uña producen áreas de formación anormal de queratina. Estas zonas de paraqueratosis se separan luego de la placa de la uña y dejan huecos o canaletas. Los agujeros también pueden formarse cuando la superficie de la placa de la uña pierde células.
 

Causas

Las uñas quebradizas y con agujeros pueden deberse a diversas afecciones como psoriasis, hongos, falta de hierro, falta de calcio o falta de vitaminas, falta de proteínas, deficiencia de zinc, insuficiencia renal, cirrosis hepática, reuma articular, lupus, desórdenes pulmonares, anemia, desnutrición crónica, entre otros.

Una de las razones más comunes por las cuales las uñas presentan una leve deformación en forma de pequeños hoyos sobre la superficie se debe a la carencia de calcio en el cuerpo. Cuando existe falta de calcio, las uñas se debilitan, se rompen y presentan agujeros.

¿Por qué tengo Huecos, Hoyos y/o Agujeros en las Uñas?

La presencia de hoyos en las uñas también puede deberse a una causa más grave como la psoriasis ungueal también conocida como psoriasis de uñas, enfermedad que se caracteriza por la fragilidad y coloración grisácea de las uñas. En la psoriasis, los huecos pueden ser superficiales o profundos, y tienden a ser pequeños y regulares. Cada uña afectada podría tener desde un agujero a varias docenas.

Los eczemas también pueden generar huecos en las uñas, los cuales se caracterizan por ser amplios y mal definidos.

Los golpes también pueden ocasionar que las uñas se partan y aparezcan escamas en capas, inclinaciones o agujeros.
 

Soluciones

Algunos tratamientos incluyen la aplicación de esteroides tópicos o intralesionales.

En cuanto a remedios caseros, para evitar tener huecos en las uñas podemos aplicar yema de huevo sobre la zona afectada.

También podemos igualar la superficie de las uñas de los dedos con una lima y aplicar esmalte sobre ellas para mejorar su aspecto.