Un problema que suele preocupar a toda futura madre es la posibilidad de pérdida del embarazo, lo cual suele ser un problema mucho más común de lo que se puede creer. Existen diversos síntomas que pueden servir de alarma ante posibles pérdidas, por ejemplo la presencia de hemorragias es una de las señales más claras de ello, en caso de presenciarlas lo mejor es ir ante un médico. En cuanto a causas de pérdida, existen diversas, por ejemplo el mal cuidado de la salud de la madre o la presencia de un óvulo marchito suelen ser las más comunes.