Los métodos de rejuvenecimiento a través del uso de láser de CO2 han tenido muy buenos resultados desde el comienzo de su uso en tratamiento, hablándose de resultados positivos a un nivel de 90% con relación al estado inicial del paciente. Lo principal viene a ser la exfoliación de la piel, dando buenos resultados en relación a casos comunes por el paso de los años como por ejemplo las manchas cutáneas o arrugas marcadas, aparte también trabaja muy bien con casos de cicatrices marcadas, logrando por lo menos suavizarlas a un punto de casi inexistencia.

Eso sí, cuando se realiza el tratamiento de láser de CO2 hay que tener mayor cuidado en comparación a otras técnicas más sencillas, debido a la intensidad de esto se recomienda que el paciente se encuentre anestesiado. Luego de esto no hay mayor diferencia en relación a otros tratamientos con un fin similar, mediante la aplicación de un pequeño rayo de luz láser pulsado se va renovando las capas de la piel actuando en lo más interno de esta para que se produzca la tan ansiada estimulación que promueva la renovación de toas esas zonas en donde las imperfecciones sean notorias.

En cuanto al tiempo que dura el tratamiento, aproximadamente este puede calcularse entre un período de 45 minutos a dos horas, todo dependiendo de la gravedad del asunto así como de la ubicación exacta del área a tratar. Luego de esto lo único que debe tener en cuenta el paciente es cuidar su piel ya que esta va a quedar inflamada por un buen período de tiempo (entre una a dos semanas), por esto mismo se recomienda que el tratamiento sea hecho durante vacaciones si es que se tiene un trabajo, durante todo el tiempo indicado hay que estar en reposo y aplicarse las cremas que indique el especialista.