Dieta Vegetariana: Alimentate evitando las Carnes

El problema que suele encontrarse con relación a la alimentación de tipo vegetariana es la creencia de que el consumo de cualquier tipo de estos insumos resulta favorable; siempre hay que tener un control en cuanto a cubrir exactamente las necesidades nutricionales exactas que exige nuestro cuerpo. Es aquí donde la dieta vegetariana nos ayuda, aparte de permitir la pérdida de peso también sirve como un buen regulador de nutrientes como vitaminas y minerales así como para también eliminar toxinas y calorías negativas de nuestro organismo.

Primeramente, en cuanta a algunas nociones básicas al respecto de esta dieta de quince días, debes tener en cuenta que tanto verduras y frutas son alimentos muy bajos en cuanto a calorías, siendo ampliamente recomendables, el secreto radica en encontrar la perfecta manera de cocinarlas. Evita freír tus verduras, opta por tomarlas crudas, al vapor, asadas o inclusive a la parrilla para lograr buenos resultados. Las frutas son un postre perfecto, únicamente evita las que posean alta dosis de azúcar y/o calorías como por ejemplo los plátanos.

Dieta Vegetariana: Alimentate evitando las CarnesAsí mismo, no podemos olvidar brindarle una dosis de proteínas a nuestra alimentación diaria, para ello necesitaremos incluir ingredientes como quesos, leche u otros lácteos así como huevos a nuestra dieta. Vale decir que en este caso estamos pasando a la denominada dieta ovolactovegetariana, mucho más recomendable para evitar completa carencia de proteínas.

El menú para tu dieta vegetariana puede ser de la siguiente manera, por poner pequeños ejemplos, para el desayuno opta por un té, café con leche o jugo de zumo de naranja, acompáñalo con cereales e inclusive una tostada con tomates o queso. Para el mediodía opta por consumir una fruta, yogurt, gelatina o un café con leche; en cambio para el almuerzo y cena requerimos de alimentos más consistentes como un caldo de verduras; ensaladas de tomate, lechuga, requesón y zanahoria; ensalada de frutas; parrilladas de verduras; espinacas al ajo con tortilla, entre otras recetas. Acompaña tus almuerzos y cenas con una infusión.