Lo que hace el láser como tratamiento para el acné es ayudar a incentivar la producción de colágeno, componente que se encarga de brindarle la tonacidad, color y elasticidad necesaria a la piel. Dependiendo de la gravedad del asunto puede que se eliminen por completo las cicatrices o se presenten mejoras notables, así mismo también se depende mucho de la intensidad del láser en ellas, lo cual debe ser tratado por el dermatólogo o técnico esteticista que se encargue del tratamiento.

Tratamiento Laser para el Acne

Para el tratamiento láser se suele hallar diversos tipos de estos, pero sin dudas el más utilizado viene a ser el tipo CO2 gracias a los buenos resultados que trae consigo. El CO2 es un tipo de láser de tipo ablativo que se encarga fundamentalmente de la realización de exfoliaciones a un nivel profundo en la piel, los resultados de esto pueden demorar en presentarse hasta un máximo de tres meses, máximo en el que el colágeno se vuelve a producir de manera completa. Los resultados siempre muestran mejoras que van de un 70% a 95% aproximadamente.

En cuanto a otros puntos a tener en cuenta sobre el tratamiento láser para acné, recuerda que se requiere de anestesia previa a su realización, así mismo el tiempo de recuperación es aproximado a las dos semanas, en las cuales se deberá tener mayor cuidado con el rostro, por ejemplo, usa bloqueadores solares para cada vez que tengas que exponerte a la luz solar.

Por otro lado, se debe tener en cuenta si es que previamente han habido casos familiares de alto riesgo de hiperpigmentación ya que puede ser un inconveniente a la larga.