¿Como Aclarar la Piel?

Para toda persona verse bien es más que un simple placer es por tal razón que hay diversas maneras de cómo mostrar la apariencia que se desea a través de métodos y tratamientos sencillos. Uno de los objetivos más comunes es tratar de aclarar la piel lo cual no involucra tratamientos difíciles pues se cuenta con soluciones prácticas y efectivas.

Entre los mejores tratamientos para aclarar la piel encontramos a:
Mascarillas de vinagre de rábano picante
• Mascarilla en base a Zumo de Papa
• Mascarilla de mantequilla de cacao y zanahoria
• Mascarilla en base de arroz

 

La mascarilla de vinagre de rábano picante debes combinarla con sidra de manzana. Ralla el rábano y colócalo en un recipiente, luego vierte sobre éste la sidra de manzana hasta que lo cubras completamente. Déjalo reposar a temperatura ambiente durante unos 10 días, y luego sácalo y cuélalo. Finalmente viértelo en un frasco con tapa. Para aplicarlo, lava tu piel con este vinagre junto con agua.

La Mascarilla en base a jugo de papas sirve para obtener un tono de piel uniforme. El juego que sale de las papas es sumamente efectivo para lograr el objetivo de aclarar la piel. Debes cortar una papa por la mitad y pasarla sobre el área de la piel que deseas aclarar. Déjalo actuar por unos minutos y luego lávate con agua tibia. Debes repetir el procedimiento todos los días.

La mascarilla en base a mantequilla de cacao y zanahoria utiliza 50 gramos de mantequilla de cacao y 50 gramos de zanahoria. Debes derretir la mantequilla de cacao en baño maría. Por otro lado licua la zanahoria y calienta el jugo que se desprende. Seguidamente mezcla la mantequilla de cacao hasta que formes una pasta cremosa. Cuando se encuentra a temperatura ambiente está lista para usarse. Debes untarla sobre la piel y dejarla reposar durante unos 15 minutos. Seguidamente retira la mascarilla con una toalla húmeda.

La mascarilla en base de arroz se debe aplicar en base al polvo de arroz, y mezclarla con agua. Luego aplícala sobre tu piel y déjala actuar durante unos 15 minutos. Seguidamente retira la mascarilla con una toalla húmeda. Se recomienda realizar este procedimiento una vez por semana.