Los barros o el acné es un problema epidérmico que ataca principalmente durante adolescencia y que en muchos casos puede perdurar por buen tiempo en la vida joven-adulta de cualquier persona. Se trata de una inflamación cutánea que en la pubertad está relacionada con los altos niveles de testosterona, en otros casos se presenta debido a casos de estrés, acumulación de células muertas en la piel, la aparición de bacterias en los poros, entre muchas otras razones.

El acné es una inflamación de la piel debido a que los poros se encuentran tapados, llenándose internamente de secreciones de grasa que puede producir a la pus. Por lo general las partes del cuerpo que se pueden ver dañadas principalmente con su aparición es el rostro, espalda, pecho, brazos, aparte de ello también puede aparecer en otros lados.

Existen varias maneras de poder contrarrestar la aparición del acné, siendo lo principal una visita al dermatólogo para que vea la gravedad del asunto, aparte de ello también puedes optar por remedios caseros como un complemento secundario, ayudando a su desaparición.

Entre los mejores métodos caseros para combatir el acné, encontramos a:
• Aplicar Aloe Vera sobre la zona afectada
• Exprimir Limón y aplicarlo sobre los granos
• Aplicar puré de zanahorias sobre el acné
• Colocar alcohol con la ayuda de un hisopo en la piel