Dentro del ámbito casero y de ciudad existen varios insectos que pueden resultar perjudiciales para la salud con sus picaduras, pero también podemos encontrar otros que simplemente pueden llegar a incomodarnos de una manera tremenda. Una prueba de esto último vienen a ser las pulgas, insectos de tamaño diminuto que fácilmente pueden pasar por alto a nuestra vista en el caso de buscarlos, más no sus picaduras, las cuales terminan volviéndose incómodas erupciones en la piel hinchando su tamaño y causando un escozor que incita a rascarse la picadura. Lo peor es que a muchas personas le resulta mucho más dañino, debido a presentar una mayor alergia anta la saliva de la pulga.

Debes saber que existen diversas curas caseras que te permitirán eliminar esas molestas picaduras y granos formados por las pulgas. Toma atención ya que la simpleza de estos métodos puede resultarte de lo más útil.

Contra la picadura de pulgas lo mejor será lavar la inflamación con agua fría y jabón. Debes evitar el agua caliente pues da comezón. Un paño frío es la mejor solución para reducir el tamaño de la picadura y así evitar la hinchazón. Otra alternativa es optar por el hielo que también es un buen desinflamante así como la avena en polvo que es un calmante natural. Finalmente recomendamos a las hojas de plátano que también son muy efectivas.