Afrodisiacos: Alimentos que incrementan el Apetito Sexual

Cuando el pasó del tiempo, la rutina y el estrés logran sofocar la llama interna del deseo. Cuando la flacidez le gana la batalla a la rigidez y la apatía logra conquistar el perturbador mundo de Eros; aún tenemos a los afrodisíacos.

Afrodisíaco, se dice de aquella sustancia que contribuye a incrementar el apetito sexual; debe su singular nombre a la relación directa que guarda con Afrodita, la diosa griega del Amor. Durante siglos el hombre le ha atribuido propiedades afrodisíacas a aquellos frutos, de tierra o mar, cuyas formas nos hacen evocar a los órganos sexuales.

 Los mariscos son considerados los afrodisíacos por excelencia, su alto contenido proteico, su poder reconstituyente y su semejanza con el órgano sexual femenino, en el caso de las ostras; son los estimulantes necesarios para consumirlos cocidos o crudos y esperar sus satisfactorios efectos en el plano amatorio.

Afrodisiacos: Alimentos que incrementan el Apetito SexualUn dulce afrodisíaco son las diversas frutas que estimulan nuestro organismo. De forma fálica, el plátano contiene potasio y vitaminas B, indispensables para la producción de hormonas sexuales. Los higos que cortados por la mitad descubren una dulce y carnosa vulva femenina. Estos frutos despiertan el placer de quienes insinuantemente los consumen. La tentadora manzana, las pícaras fresas, la jugosa piña y la curvilínea pera de agua, también han sido atribuidas con propiedades afrodisíacas.

De otro lado algunos vegetales con sus propiedades vitamínico-proteicas, resultan por derecho propio afrodisíacas. El apio cuya principal propiedad es contener hormonas masculinas (feromonas). El espárrago, de forma fálica es de consumo afrodisíaco también. La zanahoria y otros claramente asociados a lo afrodisíaco por lo erótico de su forma.

Finalmente no podemos dejar de mencionar al chocolate, cuya ingesta provoca en el organismo la liberación de ciertas sustancias como la feniletilamina (sintetizado por el cerebro cuando se produce un orgasmo); dopamina, asociado a la excitación y placer sexual. Un dulce placer que calienta y sensibiliza los sentidos.