Comenzando por las tonalidades que se van a utilizar en lo que se refiere a vestidos, durante la próxima temporada, encontramos colores claros, siendo el negro la excepción, sin mayor adorno en estampados o diseños, se optará por algo mucho más simple y clásico. También se encontrará un menor uso de accesorios o complementos que apoyen visualmente a los vestidos, esto principalmente en los de invierno. Tonalidades como el perla, blanca o el uso de otros tipos de colores de manera muy suave, como si fueran tipo pastel, serán los puntos a destacar.

Tendencias de Vestidos para esta temporada

Como se puede intuir en todo esto, se entrará en un pequeño retorno al uso de estilos retro y vintage. Esto también se podrá apreciar en los vestidos de noche, mucho menos cargados que en años anteriores, dando una estética mucho más fresca y resaltante de los rasgos faciales. Ahora, si es acompañado de un buen peinado y un calzado clásico de acuerdo a este estilo de vestidos, tendrás una combinación perfecta y ganadora.

En lo que se refiere a vestidos algo más casuales también podremos encontrar el uso de diseños con tendencia a lo retro y tonalidades suaves, los estampados clásicos a cuadros y con motivos de la naturaleza (como flores) también estarán presentes, eso sí, sin perder nada de sensualidad. Los vestidos de este tipo se verán muy bien acompañados de panties bien oscuras y un calzado no muy llamativo o estridente en colores.

Tendencias de Vestidos para esta temporada

En cuanto a vestidos de novia, también encontraremos simplificaciones interesantes. Por ejemplo, el uso de hombros completamente al aire libre se verá mucho más seguido. Mientras que el punto de mayor detalle será la parte baja, en donde encontraremos tanto el uso de materiales como el tul para crear mayor amplitud en el área de las piernas como también faldas que se amplían con gran número de detalles bajo las rodillas.