Para el cuidado del cabello existen los acondicionadores y shampoos.

Los acondicionadores nos aportan suavidad, hidratación, volumen y brillo. Para cada tipo de cabello hay un acondicionador: si se tiene el cabello seco y/o maltratado el acondicionador se usará siempre que se lave el cabello ya que aportará una hidratación extra que nutrirá y reparará el cabello. Si el cabello es normal, con aplicar el acondicionador sobre las puntas tres o cuatro veces por semana o cuando este enredado es suficiente.

Productos para el Cuidado del Cabello

Si el cabello es graso se usará de vez en cuando un acondicionador en spray para desenredos. Por otro lado, los shampoos nos brindan principalmente limpieza, además de otros beneficios que también proporcionan los acondicionadores. Ambos usados de manera conjunta ofrecen óptimos resultados que podremos apreciar cada vez que veamos nuestra cabellera.

Por otro lado, para poder ganar volumen también hallamos diversos productos, hoy en día son muy comunes, dando inclusive resultados de un 80% de ganancia de volumen capilar. La aceptación por ellos ha hecho que también se pueda hallar versiones para cabello lacio o rizado.

Aparte de estos productos básicos existen varios otros que vale la pena conocer por presentar resultados positivos, uno de ellos viene a ser Arkocapil, una serie de capsulas que ofrece los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para mantenerlo sano y vistoso. El fin del producto es la formación de queratina, componente que evita la debilidad del cabello, lo único que se requiere es un par de estas capsulas previo al desayuno y cena.