Si queremos mantenernos sanos con actividades sencillas entonces optemos por sonreír. A pesar de los problemas siempre es mejor sonreír de lo contrario las preocupaciones o las tristezas nos ganaran la competencia.

También vale la pena hacer cosas que nos hagan sentir bien. Con actividades pequeñas como cediendo el asiento en el carro o poniendo la basura en su lugar estaremos contribuyendo a crear un mundo mejor.

Meditar nos ayuda a mantenernos sanos mentalmente, fortalecer nuestro espíritu y nos ayuda a conocernos mejor.