Cuántas veces hemos escuchado frases como: “no, a mi no me va a pasar!”; “imposible que yo pase por eso”; “él es sano”. Frases como estas nos acompañan día a día, y es que probablemente, más de uno la haya incluso dicho.

Sida, VIH, AIDS: Un tema que toda mujer debe saber

El Sida también llamado síndrome de inmunodeficiencia adquirida, VIH o AIDS es una enfermedad que nos rodea de manera cautelosa e imperceptible, y busca filtrarse a través de los fluidos corporales, como son la sangre, el semen, la leche materna o las secreciones vaginales.

Debido a que el Sida no respeta sexo, posición social, género, nacionalidad, etc, ataca a todos por igual, y según los estudios 1 de cada 100 personas en el mundo son seropositivas, es decir están infectadas.

Sida, VIH, AIDS: Un tema que toda mujer debe saberVale la pena mencionar que el Día Internacional del Sida se celebra todos los primeros de diciembre.

Actualmente, los casos de mujeres que sufren esta enfermedad, es aún menor que al número de hombres, sin embargo, resulta preocupante el saber que esta cifra aumenta año a año.

En la actualidad, las formas de protección anticonceptiva contra el Sida son variadas y diversas, y las mujeres deben ser lo suficientemente fuertes como para exigir seguridad.

Es necesario que exista una debida y completa información del tema, tanto a hombres como mujeres, para evitar la propagación de esta enfermedad tan terrible como lo es el Sida. Por esto, es importante educarlos desde jóvenes, y buscar evitar que las parejas adolescentes sean consientes de los peligros de tener relaciones sexuales sin protección.

Por otro lado, también es pertinente que las parejas exijan hacerse un examen, para descartar tener alguna enfermedad. Como sabemos, vivimos en una sociedad aún machista, sin embargo, las mujeres deben saber que están en todo su derecho a exigir a sus parejas a someterse a una prueba, así como a que ellas pasen por la misma; sin que esto signifique un tema de infidelidad de por medio.

Si bien es cierto, no es necesario alarmarse y vivir asustado, solo, es pertinente prevenir y evitar que el futuro, nos ataque una enfermedad para la cual, lamentablemente, no hay cura.