Ir al gimnasio suele ser una tarea difícil para alguna mujeres, y si dejan la perezca de lado y logran matricularse, suelen abandonarlo al poco tiempo. ¿Es tu caso? No te preocupes, si no eres muy deportista tenemos la solución y es realizar pequeñas rutinas en casa o al aire libre para mantenernos en forma.

 

No sólo los deportistas están obligados a llevar un régimen de ejercicios estrictos, todos debemos practicar por lo menos alguna actividad deportiva de manera interdiaria para tener una buena salud. Si no te gusta el ejercicios anaeróbico como levantar peso puedes recurrir a actividades más divertidas como bailar, caminar, nadar, patinar o pasear en bicicleta. Con media hora en cada sesión de ellas quemarás cientos de calorías y lo mejor de todo es que te sentirá muy bien, producto de las endorfinas (hormonas de la felicidad) que se desprenden con el sudor.