¿Cómo puedo evitar la resequedad del cabello? Es una típica pregunta de muchas mujeres cuando notan que su hermosa cabellera no luce como de costumbre con el brillo natural de siempre. Uno de los principales factores para la resequedad del cabello es el mal funcionamiento de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo. Cuando esto sucede, lo más recomendable es acudir con urgencia a nuestro dermatólogo de confianza. Otro de los factores para la resequedad del cabello es el la utilización diaria de un shampoo de mala calidad, o el excesivo uso de productos para el cabello, los tintes, entre otros.

Para mantener un cabello saludable, brilloso y con elasticidad no se trata simplemente de comprar el producto más caro del mercado y aplicártelo. Se trata de un proceso complejo, el cual empieza con el lavado (utilizando agua tibia o agua fría, y nunca agua caliente pues reseca más el cabello). Luego evita usar shampoo con grandes cantidades de químicos. Es mejor utilizar alguna que tenga la descripción “para cabello seco”. Mientras nos duchamos vale la pena masajearnos ligeramente y con suavidad el cuero cabelludo.

Una vez hayas lavado bien, sécalo tu melena usando una toalla y no el secador (reseca más el cabello) y continúa con un buen acondicionador. Aplícalo por todo el cabello (este es el momento indicado para poder desenredarlo y evitar así que las hebras se rompan o las puntas se horquillen). Finalmente termina el proceso enjuagando tu cabellera con abundante agua fría.